Consecuencias de no innovar en semillas en el cultivo de algodón en Argentina

Este trabajo elaborado por Pablo Vaquero y Alejandro Fried, de Gensus S.A., documenta el desarrollo de tecnología en semillas de algodón en Argentina (germoplasma y biotecnología) y asegura que el mejoramiento genético es uno de los grandes desafíos del sector. Argentina tiene un atraso de al menos dos generaciones en tecnologías, ya que desde hace más de diez años no hay nuevos eventos biotecnológicos y desde hace cinco que no se lanza una nueva variedad comercial al mercado.

En el presente trabajo, se consideraron dos escenarios para Argentina, uno suponiendo un débil respeto a la propiedad intelectual cuya consecuencia será una muy baja adopción de nuevas tecnologías en semillas y por ende un sendero decreciente en los rendimientos (status quo) y un segundo, que contempla una adopción progresiva de mejores variedades y eventos biotecnológicos que vayan acercando al país a los que tienen los países competidores producto de un mayor respeto a la propiedad intelectual e innovación en semillas (virtuoso).  En el primero, la superficie caería hasta 160 mil hectáreas, una reducción en los rendimientos y una baja de 61% en la producción y se pasaría de una situación excedentaria, es decir, con saldos exportables, a deficitaria con necesidades de importar fibra de algodón. Por su parte, en el escenario virtuoso, la superficie podría llegar a 840 mil hectáreas en 2027 y con los mayores rindes, la producción pasaría de 193,6 mil toneladas a 1.188,2 miles de toneladas y, dado el consumo interno estable proyectado, arrojaría potenciales exportaciones por 1.021 mil toneladas.